Highlights, noticias breves, del 54th ASCO Annual Meeting de Chicago relatadas desde la sede.

¿Es necesario aconsejar Mastectomia a mujeres portadoras del gen BRCA?

En un estudio presentado ayer y realizado en Toronto (Canada), entre 1997 y 2009, 380 mujeres con mutaciones en el gen BRCA y sin antecedentes de cáncer de mama o de ovario se sometieron a un programa de detección anual mediante resonancia magnética y mamografía. Se detectaron un total de 41 cánceres (38 por MRI y 5 por mamografía) en 40 mujeres, 20 con mutaciones BRCA1 y 20 con mutaciones BRCA2. La mediana de edad en el momento del diagnóstico fue de 48 años (rango: 32-68).
Tras 10 años de seguimiento de estas 40 mujeres se observaron los siguientes resultados: 27 de 40 mujeres (68%) inicialmente tenían conservación de la mama. De estas 27 mujeres, seis (22%) tuvieron recaída o nuevo tumor primario en la misma mama. La supervivencia por cáncer de mama a 10 años fue del 94.6% para las 40 pacientes.
Coclusion: El cáncer de mama detectado mediante cribado de mama basado en RM en mujeres portadoras de mutaciones BRCA tiene una tasa de supervivencia libre de recidiva a distancia a 10 años del 95%, haciendo que la detección basada en RM sea una alternativa satisfactoria a la mastectomía reductora del riesgo en estas pacientes.

A vueltas con la obesidad: Es necesario crear conciencia sobre la relación entre la obesidad y el riesgo de cáncer ya que la mayoría de los españoles no saben que la obesidad aumentará su riesgo de desarrollar cáncer o de morir de cáncer.

La actividad física y el control del peso son muy importantes en la lucha contra el cáncer. El Dr. Hudis del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, lidera una de las iniciativas mas importantes de ASCO.
La obesidad es un importante problema de salud pública en los Estados Unidos, y las tasas han aumentado dramáticamente desde 1990. En muchos estados, el 36.5% de los adultos y el 17.0% de los niños y adolescentes son obesos. La obesidad contribuye de forma significativa a desarrollar las principales enfermedades no transmisibles incluidas las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y cáncer, tanto en términos de riesgo como de mortalidad. Hasta 84,000 diagnósticos de cáncer cada año se atribuyen a la obesidad, y el sobrepeso y la obesidad están implicados en 15% a 20% de la mortalidad total relacionada con el cáncer.
La obesidad también se asocia con un peor pronóstico después de un diagnóstico de cáncer y puede afectar negativamente la administración de la terapia sistémica, contribuir a la morbilidad del tratamiento del cáncer y aumentar el riesgo de segundos tumores malignos y comorbilidades.

Continúan los avances en Inmunoterapia: Todos los pacientes con cáncer de colon o recto deberían someterse a una prueba de inestabilidad microsatelite

Con las recientes aprobaciones de los fármacos pembrolizumab y nivolumab para el tratamiento del cáncer colorrectal metastásico (CCR) con inestabilidad microsatelite (deficiencia de mecanismos de reparación del DNA) (dMMR), la inmunoterapia se ha abierto camino en el campo de la oncología gastrointestinal.
Aproximadamente el 15% de todos los CCR tienen dMMR, pero esto disminuye a medida que el estadio aumenta. Solo alrededor del 4% de los CCR en estadio IV presentan dMMR.
La deficiencia en este sistema conduce a una acumulación de mutaciones geneticas, por lo tanto, los CCR que son deficientes en MMR aumentan la carga de mutaciones del tumor.
Los resultados de los estudios con estos fármacos, utilizados cuando ya han fallado todos los tratamientos estándar, son importantes con tasas de respuesta de mas del 50%, algunas de ellas de larga duración (el 73% estaba vivo a los 12 meses)
En este congreso se han presentados varios ensayos fase III, con nuevos fármacos inmunoterapicos como Atezolizumab y nuevas combinaciones de fármacos, con resultados preliminares muy esperanzadores.

Buenas noticias para las mujeres con cáncer de Mama: Un tratamiento más breve con Herceptin para el cáncer de mama HER2 positivo puede ser tan efectivo y causa menos problemas cardíacos.

Trastuzumab (Herceptin) es un farmaco utilizado como tratamiento estándar para el cáncer de mama HER2 positivo en estadios iniciales. El estándar actual de tratamiento consiste en recibir trastuzumab durante 12 meses después de la cirugia. Un ensayo clínico de fase III ha demostrado que tratar el cáncer de mama HER2 positivo en estadios precoces con trastuzumab (Herceptin) durante 6 meses funciona tan bien como el tratamiento durante 12 meses y causa menos problemas cardíacos.
En este estudio reciente llamado Persephone, 4.088 mujeres con cáncer de mama HER2 positivo fueron randomizadas a recibir trastuzumab durante 6 o 12 meses. Todas las mujeres en el estudio también recibieron quimioterapia. En ambos grupos, después de 4 años, el 89% de las mujeres continuaban sin recaer (el 89,4% en el grupo de 6 meses y el 89,8% en el grupo de 12 meses).
Las mujeres que habían recibido trastuzumab por menos tiempo también tenían menos problemas cardíacos. De los que recibieron 6 meses de trastuzumab, el 4% tuvo que suspender el tratamiento temprano debido a problemas cardíacos en comparación con el 8% de los que lo recibieron durante 12 meses.
Este estudio muestra que un tratamiento más corto tiene el potencial de reducir los efectos secundarios del tratamiento al limitar la exposición al medicamento sin disminuir la eficacia.

Gran noticia desde ASCO: Muchas pacientes con cáncer de mama pueden evitar con seguridad la quimioterapia

Un gran estudio confirma que muchas pacientes con cáncer de mama en etapa inicial no necesitan quimioterapia después de la cirugía. El ensayo TAILORx evaluó un test llamado OncotypeDx, que predice el riesgo de recurrencia, y encontró que la prueba es fiable.

Ayer Domingo, en la sesión plenaria del congreso, el Dr. Joseph Sparano, profesor de Medicina en la Albert Einstein University de Nueva York, presentó los hallazgos del estudio TAILORx.
El estudio se realizo en más de 10,000 mujeres con cáncer de mama y receptores hormonales positivo (+), enfermedad Her2 negativa, sin afectación de los ganglios linfáticos. Tras 8 años de seguimiento, el principal hallazgo es que para los pacientes que tienen un riesgo bajo o intermedio de recaída, recibir quimioterapia no afecta la supervivencia ni reduce la probabilidad de recurrencia del cáncer.
Estos resultados tienen el potencial de reducir el sobretratamiento del cáncer de mama, evitando la exposición innecesaria de los pacientes a la quimioterapia, en casi el 70% de los casos (mas de 100.000 mujeres solo en USA).
Estos resultados pueden representar el fin de una época. Actualmente solo
una minoría de pacientes necesitara quimioterapia.
En el estudio, la supervivencia libre de enfermedad no difirió significativamente (83.3% y 84.3%); y la probabilidad de supervivencia sin recidiva a distancia (metástasis) también fue esencialmente la misma para los dos grupos (94.5% y 95.0%).
Estos resultados son lo suficientemente convincentes para que la mayoría de las pacientes con cáncer de mama con ganglios negativos, HR +, Her2 negativo y riesgo bajo ó intermedio de recaída eviten la quimioterapia después de la cirugía.

Buenas noticias desde el Congreso de ASCO: La inmunoterapia es superior a la quimioterapia en Cáncer de Pulmón

Otro gran estudio Fase III, presentado el Domingo en la sesión plenaria del congreso, demostró que la inmunoterapia con el fármaco Pembrolizumab (Keytruda) es más efectivo y menos efectos secundarios que la quimioterapia (el estándar actual) para la mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón.

El estudio incluyo a 1,274 pacientes con cáncer de pulmon no Microcitico que fueron randomizados a recibir quimioterapia (paclitaxel más carboplatino ó pemetrexed más carboplatino) o inmunoterapia (Pembrolizumab). Se excluyeron los cánceres con cambios genéticos que pueden tratarse con terapias dirigidas (inhibidores de EGFR y ALK).
Con un seguimiento de mas de 12 meses, los pacientes que recibieron pembrolizumab tuvieron una mediana de supervivencia global mayor que los que recibieron quimioterapia estándar, independientemente de la expresión de PD-L1 en el tumor. El beneficio de pembrolizumab fue mayor cuando el nivel de expresión de PD-L1 fue mayor (20 meses con pembrolizumab y 12.2 meses con quimioterapia).
Esto representa un gran paso en el tratamiento de estos pacientes. La investigación clínica continúa avanzando y ya hay ensayos en marcha para demostrar si la inmunoterapia añadida a la quimioterapia o a fármacos antiangiogenicos puede mejorar los resultados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.